Parroquia Ntra. Sra. de la O

Chipiona (Cádiz)

Noticias Santa Sede

Subscribe to canal de noticias Noticias Santa Sede
Actualizado: hace 1 hora 25 mins

Satisfacción del Cardenal Sandri tras su visita a Ucrania

Lun, 17/07/2017 - 15:37
(RV).- Acaba de concluir la visita a Ucrania que comenzó el pasado 11 de julio el Cardenal Leonardo Sandri , Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, que realizó por invitación del Arzobispo Mayor de Kiev, Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk , con ocasión de la Peregrinación nacional al Santuario de Zarvanytsia . De los momentos más significativos destacamos el saludo a los jóvenes, la tarde del sábado 15; la reflexión que ofreció a los peregrinos al término de la procesión con las velas encendidas y el Moleben ,  es decir, el servicio de intercesión y de súplica, que consiste en una liturgia típica de las Iglesias Ortodoxas Orientales dirigida a Jesucristo, a la Madre de Dios, a un santo o con ocasión de una fiesta religiosa que, en este caso, se realizó desde la noche del sábado y terminó el domingo en que el Purpurado argentino pronunció la homilía de la Divina Liturgia. También visitó, en Leópolis, la Catedral greco-católica de San Jorge, a la vez que rezó ante las tumbas del Metropolita Andrey Sheptytsky y del Cardenal Joseph Slipyj , Padres de la Iglesia ucraniana. Antes de regresar a Rina el Cardenal Sandri se detuvo para saludar brevemente al Arzobispo Latino de Kiev. El Santo Padre Francisco le había pedido al Purpurado que llevara su saludo a todos los fieles católicos, greco-católicos y latinos, sin excluir a los hermanos y hermanas ortodoxos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, con su bendición. El Papa Bergoglio , además, ha querido hacerse presente espiritualmente con un renovado gesto de afecto y cercanía por la población que padece sufrimientos y privaciones a causa de los conocidos conflictos y, al mismo tiempo, animar a todos a fin de que trabajen por la paz, la reconciliación, en el respeto del derecho, y por las obras de caridad y solidaridad para socorrer a los tantos desalojados e indigentes. De ahí que la Peregrinación nacional al Santuario de la Virgen María de Zarvanytsia haya sido la ocasión para encomendar a la Madre de Dios las intenciones del Santo Padre , mediante el empeño de todos los participantes con la oración y con gestos de conversión personal y comunitaria. Escuchemos el balance que el mismo Cardenal Leonardo Sandri ha trazado ante el micrófono de Sergio Centofanti : (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...

Ángelus del Papa: «Confesión y oración, claves para que la "semilla de Jesús" crezca en tierra fértil»

Dom, 16/07/2017 - 14:16
(RV).- El Domingo 16 de julio, solemnidad de Nuestra Señora del Carmen , el Papa Francisco se dio cita con miles de peregrinos que acudieron a la Plaza de San Pedro para rezar juntos la oración mariana del Ángelus. Haciendo alusión a la lectura del Evangelio dominical de San Mateo, que narra la Parábola del Sembrador , el Santo Padre señaló que Jesús es el Sembrador y que con esta imagen nos da a entender que Él no se impone, sino que propone: “no nos atrae conquistándonos sino entregándose”. “Él derrama con paciencia y generosidad su Palabra”, continuó diciendo Francisco. Una Palabra “que no es una jaula o una trampa, sino una semilla que puede dar fruto”, siempre y cuando nosotros estemos dispuestos a recibirlo. En referencia a los “tipos de tierra” donde el Sembrador realiza su labor, el Sucesor de Pedro indicó que el  “terreno bueno” es el camino que debemos seguir. No obstante, el Pontífice puso en guardia sobre otros dos tipos de terrenos que pueden crecer en nuestro corazón impidiendo que la "semilla de Jesús dé fruto": el terreno pedregoso , en el cual la semilla germina pero no llega a dar raíces profundas y el terreno espinoso,  "lleno de espinos que sofocan a las buenas plantas", espinos que podemos comparar con "las preocupaciones del mundo y la seducción de la riqueza". "Cada uno de nosotros puede reconocer estos grandes o pequeños espinos que habitan en su corazón", dijo Francisco, “estos arbustos más o menos enraizados que no agradan a Dios y nos impiden tener un corazón limpio”. Por último el Santo Padre, destacó que es posible "sanear el terreno" de nuestro corazón, presentando al Señor a través de la confesión y la oración , "nuestras piedras y espinos". "Preguntémonos si nuestro corazón está abierto para acoger con fe la semilla de la Palabra de Dios", dijo el Obispo de Roma. "Preguntémonos si en nosotros las piedras de la pereza son todavía muchas y grandes; identifiquemos y llamemos por nombre a los espinos de los vicios".  "Que la Madre de Dios, a quien recordamos hoy bajo el título de Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo , insuperable en la acogida de la Palabra de Dios y en su puesta en práctica (cf. Lc 8,21), nos ayude a purificar el corazón y a custodiar en él la presencia del Señor", concluyó el Papa. (SL-RV) Audio y texto de las palabras del Santo Padre antes de rezar la oración mariana del Ángelus Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Jesús cuando hablaba usaba un lenguaje sencillo, e utilizaba también imágenes que eran ejemplos de la vida cotidiana, de modo de poder ser comprendido fácilmente por todos. Por eso lo escuchaban con gusto y apreciaban su mensaje, que llegaba derecho a los corazones. Y no era aquel lenguaje difícil de entender, el que usaban los doctores de la ley de ese tiempo, que no se entendía bien, lleno de rigidez, y que alejaba a la gente. Y con este lenguaje Jesús hacía comprender el misterio del Reino de Dios. No era una teología complicada. Y un ejemplo es lo que hoy nos presenta el Evangelio: la parábola del sembrador (cf. Mt 13.1 a 23). El sembrador es Jesús. Notamos que, con esta imagen, Él se presenta como uno que no se impone sino que se propone; no nos atrae conquistándonos, sino donándose. Arroja la semilla. Él propaga con paciencia y generosidad su Palabra, que no es una jaula o una trampa, sino una semilla que puede dar frutos. ¿Cómo puede dar frutos? Si nosotros la recibimos. Por eso la parábola tiene que ver sobre todo con nosotros: habla, de hecho, del terreno más que del sembrador. Jesús realiza, por así decirlo, una “radiografía espiritual” de nuestro corazón, que es el terreno sobre el que cae la semilla de la Palabra. Nuestro corazón, como un terreno, puede ser bueno, y así la Palabra da fruto, y mucho; pero también puede ser duro, impermeable. Esto sucede cuando oímos la Palabra, pero ella nos rebota encima, al igual que sobre una carretera: no entra.  Entre el terreno bueno y la carretera, que es el asfalto - si nosotros arrojamos semillas en los "sanpietrini" no germina nada. Entre el terreno bueno y la carretera, hay, sin embargo, dos terrenos intermedios, que en diferentes tamaños, podemos tener en nosotros. El primero es aquel pedregoso. Tratemos de imaginarlo: un terreno pedregoso es un terreno «con poca tierra» (cf. v. 5), por lo que la semilla germina pero no logra echar raíces profundas. Así es el corazón superficial, que recibe al Señor, quiere rezar, amar y dar testimonio, pero que no persevera, se cansa y no nunca “despega”. Es un corazón sin espesor, donde las rocas de la pereza prevalecen sobre la tierra buena, donde el amor es inconstante y pasajero. Pero quien recibe al Señor sólo cuando tiene ganas, no da fruto. Luego está el último terreno, aquel espinoso, lleno de zarzas que sofocan las plantas buenas. ¿Qué representan estos espinos? «Las preocupaciones mundanas y la seducción de las riquezas» (v. 22), dice Jesús: así, explícitamente. Los espinos son los vicios que pelean contra Dios, que asfixian Su presencia: ante todo los ídolos de la riqueza mundana, el vivir con avidez para sí mismos, para el "tener" y el "poder". Si cultivamos estos espinos, ahogamos el crecimiento de Dios en nosotros. Cada uno puede reconocer sus pequeños o grandes espinos, los vicios que habitan en su corazón, los arbustos más o menos arraigados que no le gustan a Dios y que nos impiden tener un corazón limpio. Es necesario arrancarlos, de lo contrario la Palabra no da fruto, la semilla no irá adelante. Queridos hermanos y hermanas, Jesús nos invita hoy a mirar dentro nuestro: a agradecer por nuestro terreno bueno, y a trabajar en los terrenos todavía no buenos. Preguntémonos si nuestro corazón está abierto para acoger con fe la semilla de la Palabra de Dios. Preguntémonos si nuestras rocas de la pereza son todavía muchas y grandes; identifiquemos y llamemos por nombre los espinos de los vicios. Encontremos el valor de hacer un buen saneamiento del terreno, un buen saneamiento de nuestro corazón, llevándole al Señor en la Confesión y en la oración nuestras rocas y espinos. Haciéndolo así, Jesús, el Buen Sembrador, será feliz de realizar un trabajo adicional: purificar nuestro corazón, quitando las rocas y los espinos que ahogan su Palabra. Que la Madre de Dios, a quien recordamos hoy bajo el título de Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo, insuperable en la acogida de la Palabra de Dios y en su puesta en práctica (cf. Lc 8,21), nos ayude a purificar el corazón y a custodiar en él la presencia del Señor. Ángelus Domini nuntiavit Mariae... (Traducción del italiano: Griselda Mutual - Radio Vaticana) Tras la oración del Ángelus, como es habitual, el pontífice dirigió sus saludos a todos los fieles de Roma y a los peregrinos llegados de diversas partes del mundo: "Saludo de corazón a todos ustedes, fieles de Roma y peregrinos de diversas partes del mundo: a las familias, los grupos parroquiales, las asociaciones", expresó.  "En particular saludo a las Hermanas Hijas de la Virgen de los Dolores, a 50 años de la aprobación pontificia del Instituto; a las Hermanas Franciscanas de San José a 150 años de su fundación; a los dirigentes y a los huéspedes de la Domus Croata de Roma, en el 30º aniversario de su institución".   Un saludo especial dirigió a l as hermanas y frailes carmelitas, en el día de su fiesta: "les deseo que puedan continuar con decisión en el camino de la contemplación", les dijo.  Un saludo especial dirigió también a la comunidad católica venezolana en Italia, presente en la plaza de san Pedro, y renovó su oración por este amado país.  Tras desear a todos un buen domingo reiteró como siempre, su pedido de oración por él . "¡Buen almuerzo y hasta la vista!", concluyó.  (GM - RV)   (from Vatican Radio)...

El Papa al MMTC: Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva con dignidad

Dom, 16/07/2017 - 13:24
(RV).- El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) celebra en España su Seminario Internacional y su Asamblea General. Del 15 al 21 de julio, en la Universidad de la Mística de Ávila, se reúnen 120 delegados y delegadas en representación de movimientos de trabajadores cristianos de 42 países del mundo, y, tal como informa la Oficina de Prensa del MMTC, el Papa Francisco se ha hecho presente en la apertura del seminario que precede la asamblea general con un mensaje entregado por el Obispo de Ávila, Mons. Jesús García Burillo, ante una representación de la Iglesia española y del mundo del trabajo. En el mensaje firmado por el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin y fechado 11 de julio de 2017, el Obispo de Roma envía su saludo a los delegados presentes y se une a su alegría y acción de gracias a Dios por los cincuenta años de presencia cristiana en el mundo del trabajo y por el caminar al lado de tantos hermanos trabajadores, compartiendo sus gozos y esperanzas, sus alegrías y sus penas. Seguidamente el pontífice recuerda el lema del encuentro, “Tierra, techo y trabajo para una vida digna” , y, tras constatar que de hecho la dignidad de la persona está muy unida a estas tres realidades, que expresan esa experiencia fundamental para el ser humano que es la de sentirse arraigado en el mundo, en una familia, en una sociedad, recuerda que "Tierra, techo y trabajo" significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado. "A esto nos anima nuestra fe en Dios, que envió a su Hijo al mundo para que, compartiendo la historia de su pueblo, viviendo en una familia y trabajando con sus manos, pudiera redimir y salvar lo humano con su muerte y resurrección", escribe.  El Santo Padre les exhorta finalmente a perseverar con renovado impulso en los esfuerzos para acercar el Evangelio al mundo del trabajo y para que la voz de los trabajadores siga resonando en el seno de la Iglesia, e, invocando la intercesión de la Virgen María, pide que no dejen de rezar por él y les imparte la implorada bendición apostólica. "En el Seminario Internacional , que se celebra desde el sábado 15 al martes 18 de julio, se abordará el tema de cómo construir una sociedad solidaria, las amenazas actuales a la dignidad humana y el estado del derecho al trabajo, con la perspectiva aportada desde el conocimiento de la situación del empleo y de los trabajadores de los delegados y las delegadas de las regiones del MMTC en América, África, Asia y Europa", se lee en el sitio del MMTC. Mientras que los trabajos de la Asamblea General comenzarán el miércoles 19 y finalizarán el 21 de julio. En la misma se realizará una valoración de la actividad desarrollada durante los últimos cuatro años, se renovarán algunos cargos y se aprobará el Plan de Acción para los años 2017-2021. Fuente:  Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos   (Griselda Mutual - Radio Vaticano)     (from Vatican Radio)...

Mensaje del Papa al Congreso Internacional «Laudato si’ y Grandes Ciudades»

Vie, 14/07/2017 - 14:30
Tres «R» reitera el Papa Francisco: respeto, responsabilidad y relación (RV).- El Papa Francisco envió un Mensaje al Card. Lluís Martínez Sistach, Arzobispo emérito de Barcelona, con motivo del Congreso Internacional «Laudato si’ y Grandes Ciudades».  Evento celebrado en Río de Janeiro - del 13 al 15 de julio – con especial atención a tres temas como el agua potable, la contaminación ambiental y calidad del aire y los residuos. Reiterando lo que escribió en su Carta encíclica sobre el cuidado de la casa común , refiriéndose a varias necesidades físicas que tiene el hombre de hoy en las grandes ciudades y que necesitan ser afrontadas con respeto, responsabilidad y relación», el Papa hace hincapié en que son tres «R» que ayudan a interactuar de forma conjunta ante los imperativos más esenciales de nuestra convivencia ». En la primera «R», el Papa señala que «el respeto es la actitud fundamental que el hombre ha de tener con la creación. Ésta la hemos recibido como un don precioso y debemos esforzarnos para que las generaciones futuras puedan seguir admirándola y disfrutándola. Este cuidado debemos enseñarlo y transmitirlo». En lo que respecta a la importancia del agua , elemento que es también indispensable para la vida el Obispo de Roma recuerda que es « un derecho fundamental, que toda sociedad debe garantizar (cf. Laudato si’, 30). Cuando no se le presta la atención que merece se transforma en fuente de enfermedades y su escasez pone en peligro la vida de millones de personas . Es un deber de todos crear en la sociedad una conciencia de respeto por nuestro entorno; esto nos beneficia a nosotros y a las generaciones futuras». En la segunda «R», recordando que «la responsabilidad ante la creación es el modo con el que debemos interactuar con ella y constituye una de nuestras tareas primordiales», el Papa advierte que « no podemos quedarnos con los brazos cruzados, cuando advertimos una grave disminución de la calidad del aire o el aumento de la producción de residuos que no son adecuadamente tratados ». Y destaca que «cada territorio y gobierno debería incentivar modos de actuar responsables en sus ciudadanos para que, con inventiva, puedan interactuar y favorecer la creación de una casa más habitable y más saludable. Poniendo cada uno lo poco que le corresponde en su responsabilidad, se estará logrando mucho».   En la tercera «R», el Santo Padre reflexiona sobre la creciente falta de relación que se observa en las grandes ciudades y en las zonas rurales , y pone en guardia contra «la falta de raíces y el aislamiento de algunas personas, que son formas de pobreza, que pueden degenerar en guetos y originar violencia e injusticia». Por lo que « es importante que la sociedad trabaje conjuntamente en ámbito político, educativo y religioso para crear relaciones humanas más cálidas, que rompan los muros que aíslan y marginan . Esto se puede lograr a través de agrupaciones, escuelas, parroquias, etc., que sean capaces de construir con su presencia una red de comunión y de pertenencia, para favorecer una mejor convivencia y lograr superar tantas dificultades. De esta manera, «cualquier lugar deja de ser un infierno y se convierte en el contexto de una vida digna» (Laudato si’, 149)». Encomendando «a la intercesión de la Virgen Santa, Reina de cielo y tierra , estas jornadas de estudio y de reflexión», el Papa desea que «su consejo y guía oriente sus decisiones en favor de una ecología integral que proteja nuestra casa común y construya una civilización cada vez más humana y solidaria ». (CdM – RV)   Mensaje completo del Papa Francisco al Congreso Internacional Laudato si’ y Grandes Ciudades: A Su Eminencia el Cardenal Lluís Martínez Sistach Arzobispo emérito de Barcelona Querido hermano:             Lo saludo atentamente, como también a todos los que toman parte en el evento: Congreso Internacional «Laudato si’ y Grandes Ciudades». En la Carta encíclica Laudato si’ hago referencia a varias necesidades físicas que tiene el hombre de hoy en las grandes ciudades y que necesitan ser afrontadas con respeto, responsabilidad y relación. Son tres «R» que ayudan a interactuar de forma conjunta ante los imperativos más esenciales de nuestra convivencia. El respeto es la actitud fundamental que el hombre ha de tener con la creación. Ésta la hemos recibido como un don precioso y debemos esforzarnos para que las generaciones futuras puedan seguir admirándola y disfrutándola. Este cuidado debemos enseñarlo y transmitirlo. San Francisco de Asís afirmaba en su Cántico a las Criaturas: «Loado seas, mi Señor, por la hermana agua, la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta». En estos adjetivos se expresa la belleza e importancia de este elemento, que es indispensable para la vida. Como otros elementos creados, el agua potable y limpia es expresión del amor atento y providente de Dios por cada una de sus creaturas, siendo un derecho fundamental, que toda sociedad debe garantizar (cf. Laudato si’, 30). Cuando no se le presta la atención que merece se transforma en fuente de enfermedades y su escasez pone en peligro la vida de millones de personas. Es un deber de todos crear en la sociedad una conciencia de respeto por nuestro entorno; esto nos beneficia a nosotros y a las generaciones futuras. La responsabilidad ante la creación es el modo con el que debemos interactuar con ella y constituye una de nuestras tareas primordiales. No podemos quedarnos con los brazos cruzados, cuando advertimos una grave disminución de la calidad del aire o el aumento de la producción de residuos que no son adecuadamente tratados. Estas realidades son consecuencia de una forma irresponsable de manipular la creación y nos llaman a ejercer una responsabilidad activa para el bien de todos. Además, comprobamos una indiferencia ante nuestra casa común y, lamentablemente, ante tantas tragedias y necesidades que golpean a nuestros hermanos y hermanas. Esta pasividad demuestra la «pérdida de aquel sentido de responsabilidad por nuestros semejantes sobre el cual se funda toda sociedad civil» (Laudato si’, 25). Cada territorio y gobierno debería incentivar modos de actuar responsables en sus ciudadanos para que, con inventiva, puedan interactuar y favorecer la creación de una casa más habitable y más saludable. Poniendo cada uno lo poco que le corresponde en su responsabilidad, se estará logrando mucho.   Se observa en las grandes ciudades, como también en las zonas rurales, una creciente falta de relación. Con independencia de la causa que lo produce, el flujo constante de personas genera una sociedad más plural, multicultural, que es un bien, produce riqueza y crecimiento social y personal; pero también hace que esta sociedad sea cada vez más cerrada y desconfiada. La falta de raíces y el aislamiento de algunas personas son formas de pobreza, que pueden degenerar en guetos y originar violencia e injusticia. En cambio, el hombre está llamado a amar y a ser amado, estableciendo vínculos de pertenencia y lazos de unidad entre todos sus semejantes. Es importante que la sociedad trabaje conjuntamente en ámbito político, educativo y religioso para crear relaciones humanas más cálidas, que rompan los muros que aíslan y marginan. Esto se puede lograr a través de agrupaciones, escuelas, parroquias, etc., que sean capaces de construir con su presencia una red de comunión y de pertenencia, para favorecer una mejor convivencia y lograr superar tantas dificultades. De esta manera, «cualquier lugar deja de ser un infierno y se convierte en el contexto de una vida digna» (Laudato si’, 149). Encomiendo a la intercesión de la Virgen Santa, Reina de cielo y tierra, estas jornadas de estudio y de reflexión. Que su consejo y guía oriente sus decisiones en favor de una ecología integral que proteja nuestra casa común y construya una civilización cada vez más humana y solidaria. Por favor, les pido que recen por mí; y ruego al Señor que los bendiga.                                                                               FRANCISCO (from Vatican Radio)...

Papa: Ser catequista es una vocación de servicio en la Iglesia

Mié, 12/07/2017 - 17:19
(RV).- Con motivo del Congreso Internacional sobre Catequesis, que se celebra del 11 al 14 de julio en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina de Buenos Aires, el Papa Francisco ha querido estar presente, de alguna manera, mediante un mensaje dirigido a Monseñor Ramón Alfredo Dus , Arzobispo de Resistencia y Presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica. Este encuentro ha sido organizado por el Instituto de Catequesis de Argentina, organismo que depende de la Comisión Episcopal para la Catequesis y la Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal de esta nación. “Bienaventurados los que creen” es el lema de este evento que cuenta, entre sus relatores, con la presencia del Arzobispo Luis Francisco Ladaria, nuevo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y Presidente de la Comisión de estudio sobre el Diaconato de las mujeres, y Monseñor José Ruiz Arenas , Secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. Dirigiéndose a su querido hermano Monseñor Ramón Alfredo Dus, el Santo Padre envía su saludo cordial a todos los participantes en los diferentes encuentros de formación. Y recuerda que San Francisco de Asís , cuando uno de sus seguidores le insistía para que le enseñara a predicar, le respondió de esta manera: “Hermano, cuando visitamos a los enfermos, ayudamos a los niños y damos comida a los pobres ya estamos predicando”. “En esta bella lección – escribe el Pontífice – se encuentra encerrada la vocación y la tarea del catequista”. En efecto, para Francisco la catequesis, en primer lugar, no es un “trabajo” o una tarea externa a la persona del catequista, sino que se “es” catequista y toda la vida gira en torno a esta misión. Porque como explica, “ser” catequista es una vocación de servicio en la Iglesia, de donde se desprende que “lo que se ha recibido como don de parte del Señor debe a su vez transmitirse”. De aquí que el catequista deba volver constantemente a aquel primer anuncio que es el don que le cambió la vida. Es el anuncio fundamental que debe resonar una y otra vez en la vida del cristiano y, más aún, en aquel que está llamado a anunciar y enseñar la fe. Y citando un parágrafo de su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium  del año 2013, el Santo Padre recuerda que no hay “nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio”. Anuncio que debe acompañar la fe que ya está presente en la religiosidad de nuestro pueblo. Por eso agrega que es necesario “hacerse cargo de todo el potencial de piedad y amor que encierra la religiosidad popular para que se transmitan no sólo los contenidos de la fe, sino para que también se cree una verdadera escuela de formación en la que se cultive el don de la fe que se ha recibido, a fin de que los actos y las palabras reflejen la gracia de ser discípulos de Jesús”. Además, el Papa Bergoglio pone de manifiesto que el catequista camina desde y con Cristo, y afirma que no es una persona que parte de sus propias ideas y gustos, sino que se deja mirar por él, por esa mirada que hace arder el corazón. De hecho, Jesús cuanto más toma el centro de nuestra vida – añade – tanto más nos hace salir de nosotros mismos, nos descentra y nos hace ser próximos a los demás. Y para Francisco ese dinamismo del amor es como el movimiento del corazón: sístole y diástole. Como decir que “se concentra para encontrarse con el Señor e inmediatamente se abre, saliendo de sí por amor, para dar testimonio de Jesús y hablar de Jesús, predicar a Jesús”. Asimismo, el Pontífice escribe que el mismo Jesús nos da el ejemplo de esto: se retiraba para rezar al Padre e inmediatamente salía al encuentro de los hambrientos y sedientos de Dios, para sanarlos y salvarlos. De aquí nace la importancia de la catequesis “mistagógica” que es el encuentro constante con la Palabra y con los sacramentos y no algo meramente ocasional previo a la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana. Inspirándose en la Evangelii Gaudium el Sucesor de Pedro escribe que “la vida cristiana es un proceso de crecimiento y de integración de todas las dimensiones de la persona en un camino comunitario de escucha y de respuesta”. Además, el Papa recuerda que el catequista debe ser creativo buscando diferentes medios y formas para anunciar a Cristo, donde los medios pueden ser diferentes pero lo importante es tener presente el estilo de Jesús, que se adaptaba a las personas que tenía ante él para hacerles cercano el amor de Dios. Por eso Francisco no duda en afirmar que hay que saber “cambiar” y adaptarse, a fin de que el mensaje sea más cercano, aun cuando es siempre el mismo, porque Dios no cambia, sino que renueva todas las cosas en Él. Tras recordar que en la búsqueda creativa de dar a conocer a Jesús no debemos sentir miedo porque él nos precede en esa tarea; Él ya está en el hombre de hoy, y allí nos espera; dirigiéndose a los queridos catequistas, el Sano Padre les da las gracias por lo que hacen, pero sobre todo porque caminan con el Pueblo de Dios. Y los anima a que “sean alegres mensajeros, custodios del bien y la belleza que resplandecen en la vida fiel del discípulo misionero”. El Pontífice concluye su mensaje pidiendo que Jesús los bendiga y la Virgen Santa, verdadera “educadora de la fe”, los cuide; a la vez que añade: “Y, por favor, no se olviden de rezar por mí”. (María Fernanda Bernasconi - RV). Texto del Mensaje del Santo Padre Francisco: A Su Excelencia Mons. Ramón Alfredo Dus, Arzobispo de Resistencia, Presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica Querido hermano: Un cordial saludo a vos y a todos los que participarán en los diferentes encuentros de formación que ha organizado la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica. San Francisco de Asís, cuando uno de sus seguidores le insistía para que le enseñara a predicar, le respondió de esta manera: «Hermano, [cuando visitamos a los enfermos, ayudamos a los niños y damos comida a los pobres] ya estamos predicando». En esta bella lección se encuentra encerrada la vocación y la tarea del catequista. En primer lugar, la catequesis no es un «trabajo» o una tarea externa a la persona del catequista, sino que se «es» catequista y toda la vida gira entorno a esta misión. De hecho, «ser» catequista es una vocación de servicio en la Iglesia, lo que se ha recibido como don de parte del Señor debe a su vez transmitirse. De aquí que el catequista deba volver constantemente a aquel primer anuncio o «kerygma» que es el don que le cambió la vida. Es el anuncio fundamental que debe resonar una y otra vez en la vida del cristiano, y más aún en aquel que está llamado a anunciar y enseñar la fe. «Nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio» (Evangelii Gaudium, 165). Este anuncio debe acompañar la fe que está ya presente en la religiosidad de nuestro pueblo. Es necesario hacerse cargo de todo el potencial de piedad y amor que encierra la religiosidad popular para que se transmitan no sólo los contenidos de la fe, sino para que también se cree una verdadera escuela de formación en la que se cultive el don de la fe que se ha recibido, a fin de que los actos y las palabras reflejen la gracia de ser discípulos de Jesús. El catequista camina desde y con Cristo, no es una persona que parte de sus propias ideas y gustos, sino que se deja mirar por él, por esa mirada que hace arder el corazón. Cuanto más toma Jesús el centro de nuestra vida, tanto más nos hace salir de nosotros mismos, nos descentra y nos hace ser próximos a los otros. Ese dinamismo del amor es como el movimiento del corazón: «sístole y diástole»; se concentra para encontrarse con el Señor e inmediatamente se abre, saliendo de sí por amor, para dar testimonio de Jesús y hablar de Jesús, predicar a Jesús. El ejemplo nos lo da él mismo: se retiraba para rezar al Padre e inmediatamente salía al encuentro de los hambrientos y sedientos de Dios, para sanarlos y salvarlos. De aquí nace la importancia de la catequesis «mistagógica» que es el encuentro constante con la Palabra y con los sacramentos y no algo meramente ocasional previo a la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana. La vida cristiana es un proceso de crecimiento y de integración de todas las dimensiones de la persona en un camino comunitario de escucha y de respuesta (cf. Evangelii Gaudium, 166). El catequista es además creativo; busca diferentes medios y formas para anunciar a Cristo. Es bello creer en Jesús, porque él es «el camino, y la verdad y la vida» (Jn 14, 6) que colma nuestra existencia de gozo y de alegría. Esta búsqueda de dar a conocer a Jesús como suma belleza nos lleva a encontrar nuevos signos y formas para la transmisión de la fe. Los medios pueden ser diferentes pero lo importante es tener presente el estilo de Jesús, que se adaptaba a las personas que tenía ante él para hacerles cercano el amor de Dios. Hay que saber «cambiar», adaptarse, para hacer el mensaje más cercano, aun cuando es siempre el mismo, porque Dios no cambia sino que renueva todas las cosas en él. En la búsqueda creativa de dar a conocer a Jesús no debemos sentir miedo porque él nos precede en esa tarea. Él ya está en el hombre de hoy, y allí nos espera.  Queridos catequistas, les doy las gracias por lo que hacen, pero sobre todo porque caminan con el Pueblo de Dios. Los animo a que sean alegres mensajeros, custodios del bien y la belleza que resplandecen en la vida fiel del discípulo misionero. Que Jesús los bendiga y la Virgen santa, verdadera «educadora de la fe», los cuide. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. Vaticano, 5 de julio de 201 (from Vatican Radio)...

Motu Proprio del Papa Francisco sobre el «ofrecimiento de la vida»

Mar, 11/07/2017 - 14:27
(RV).- Con la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio «Maiorem hac dilectionem» , que empieza con las palabras de Jesús: «No hay amor más grande que dar la vida por los amigos» (Jn15, 13) el Papa Francisco abrió el camino a la beatificación y canonización de los cristianos que, con la intención de seguir al Señor, impulsados por la caridad, han ofrecido heroicamente su propia vida por el prójimo, aceptando libre y voluntariamente una muerte cierta y prematura. En el Artículo 1, el Santo Padre establece que el ofrecimiento de la vida es un nuevo camino, una nueva circunstancia en el  proceso de beatificación y de canonización, distinta de las del martirio y la heroicidad de las virtudes . Este cuarto camino establecido por el Papa Francisco enriquece y se suma a los tres previstos a lo largo de los siglos por la Iglesia católica, que prevén que se puede proceder a la beatificación de un Siervo de Dios afianzados en el camino del martirio; el camino de las virtudes heroicas y el equivalente que confirma el culto antiguo. «Son dignos de especial consideración y honor aquellos cristianos que, siguiendo más de cerca las huellas y las enseñanzas del Señor Jesús, han ofrecido voluntaria y libremente su vida por los demás y han perseverado hasta la muerte en este propósito» , leemos en el documento que Francisco firmó el 11 de julio, en el quinto año de su Pontificado. «Es cierto que el heroico ofrecimiento de la vida, sugerido y sostenido por la caridad, expresa una verdadera, plena y ejemplar imitación de Cristo y, por lo tanto, es merecedor de aquella admiración que la comunidad de los fieles suele reservar a aquellos que voluntariamente han aceptado el martirio de sangre o han ejercido en grado heroico las virtudes cristianas», reitera el Papa al comenzar su Carta Apostólica. E introduciendo las nuevas normas señala que las establece con el parecer favorable expresado por la Congregación para las Causas de los Santos , que en la Sesión Plenaria del 27 de septiembre de 2016, estudió atentamente si estos cristianos merecen la beatificación. (CdM – RV) (from Vatican Radio)...

El Papa envía al cardenal Sandri a visitar las zonas de conflicto en Ucrania

Lun, 10/07/2017 - 19:25
(RV).- El cardenal argentino Leonardo Sandri irá a Ucrania para visitar las zonas de conflicto por encargo del Papa Francisco. Entre el 11 y el 17 de julio, el purpurado visitará varias ciudades especialmente perjudicadas por el conflicto que afecta a esta nación, reuniéndose con refugiados y desplazados.   En Radio Vaticana escuchamos el mensaje del cardenal antes de iniciar su viaje , que lo llevará a  Kiev, Kharkiv, Kramatorsk, ciudad alcanzada por misiles en 2015 y Slovyansk. Asimismo  visitará la ciudad de Zarvanytsia, importante lugar de peregrinaje de los fieles ucranianos. Esta iniciativa del Papa se suma a las varias acciones concretas que el Pontífice ha realizado en favor del pueblo ucraniano . Entre ellas, la colecta extraordinaria realizada el año pasado, que desde inicios de 2017 permite ayudar al país. Por otro lado, en 2016 el Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, encabezó personalmente una visita de cinco días por Ucrania para analizar la situación.  "Con muchísima esperanza viajo a Ucrania para llevar a ese querido pueblo la palabra del Papa, de afecto, presencia y cercanía", explica el cardenal Sandri. "Llevar el consuelo, el óleo de la consolación que nos da el Evangelio". (SL-RV)    (from Vatican Radio)...

Pesar y oración del Papa por víctimas de derrumbe en Italia

Dom, 09/07/2017 - 14:28
(RV).- “Fervientes oraciones de sufragio por todos aquellos trágicamente desaparecidos” y “profundo pesar a los familiares y a todos los parientes”. Lo manifiesta el Papa Francisco en un telegrama firmado por el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, dirigido al arzobispo de Nápoles, cardenal Crescenzio Sepe, por el derrumbe de un edificio en Torre Annunziata, al sur de Italia, en el que han fallecido 8 personas: el último cuerpo extraído de los escombros ha sido el de un niño, Salvatore, de 8 años.  El Pontífice, se lee en el mensaje, invoca “del Dios de la misericordia el consuelo para los heridos y para aquellos que sufren por la pérdida de sus seres queridos”, y envía “su bendición apostólica como señal de su cercanía”. El edificio de cuatro pisos en el municipio napolitano de Torre Annunziata se desplomó esta semana cuando el último piso se derrumbó sepultando también el tercero. Por el momento se desconocen las causas del desastre pero medios locales recogen testimonios que afirman que en el inmueble se estaban desarrollando obras. (RC-RV) (from Vatican Radio)...

Ángelus del Papa: Jesús dice a todos ¡ánimo, ven a mí!

Dom, 09/07/2017 - 14:09
(RV).- En la cita para el rezo del Ángelus, el Papa Francisco hizo resonar las palabras de Jesús: «Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso» (Mt 11, 28). Con el Evangelio del XIV domingo del Tiempo Ordinario, el Obispo de Roma hizo hincapié en que «el Señor no reserva esa frase a alguno de sus amigos, sino que la dirige a ‘todos’ aquellos que están cansados y agobiados por la vida ». Recordando que Jesús conoce la cosas que agobian el corazón: «desilusiones y heridas del pasado, cargas que hay que llevar y perjuicios que hay que soportar en el presente, incertidumbres y preocupaciones para el futuro», y que ante todo ello nos invita a reaccionar, el Papa reiteró que «hoy, Él nos dice a cada uno: ¡Ánimo, no te rindas ante los pesos de la vida, no te encierres ante los miedos y los pecados, sino ven a mí!’» «Él nos espera, no para resolvernos mágicamente los problemas, sino para fortalecernos en nuestros problemas. Jesús no nos quita los pesos de la vida, sino la angustia del corazón; no nos quita la cruz, sino que la lleva con nosotros. Y, con Él, todo peso se vuelve ligero (Cfr 30), porque Él es el descanso que buscamos», añadió el Santo Padre, subrayando luego que «cuando en la vida entra Jesús, llega la paz, aquella que permanece aún en las pruebas» . Tras alentar a que vayamos a Jesús, a darle nuestro tiempo, a encontrarlo cada día en la oración, en un diálogo confiado y personal; a que familiaricemos con su Palabra, redescubramos sin miedo su perdón, nos saciemos con su Pan de vida, para sentirnos amados y consolados por Él, el Papa invocó la ayuda de la Virgen María, «que siempre nos cuida cuando estamos cansados y oprimidos y nos acompaña a Jesús» (CdM – RV) Voz y texto completo de las palabras del Papa antes del rezo del Ángelus «Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días! En el Evangelio de hoy, Jesús dice: «Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso» (Mt 11, 28). El Señor no reserva esa frase a alguno de sus amigos, no. La dirige a ‘todos’ aquellos que están cansados y agobiados por la vida. Y ¿quién puede sentirse excluido de esta invitación? El Señor sabe cuán pesada puede ser la vida. Sabe que muchas cosas fatigan el corazón: desilusiones y heridas del pasado, cargas que hay que llevar y perjuicios que hay que soportar en el presente, incertidumbres y preocupaciones para el futuro. Ante todo ello, la primera palabra de Jesús es una invitación; una invitación a moverse y reaccionar: ‘Vengan’. La equivocación, cuando las cosas van mal, es la de permanecer allí donde se está. Parece evidente, pero ¡qué difícil es reaccionar y abrirse! No es fácil. En los momentos oscuros es natural estar consigo mismo, rumiar sobre cuán injusta es la vida, sobre cuán ingratos son los demás y qué malo es el mundo, y otras cosas así… Todos lo sabemos. Algunas veces hemos sufrido esta experiencia fea, pero así, ensimismados en nosotros mismos, vemos todo negro. Entonces se llega incluso a familiarizar con la tristeza, que se arraiga, aquella tristeza nos postra. Qué cosa fea es esta tristeza. En vez, Jesús quiere sacarnos de esas ‘tierras movedizas’ y por ello le dice a  cada uno: ‘¡Ven!’ - ¿Quién? ¡Tú, tú, tú! El camino para salir está en la relación, en el tender la mano y levantar la mirada hacia quien nos ama de verdad. En efecto, salir de sí mismo no basta, hay que saber dónde ir. Porque tantas metas son ilusorias: prometen alivio y distraen solamente un poco, aseguran paz y dan diversión, dejando luego en la soledad de antes, son ‘fuegos artificiales’. Por ello, Jesús indica dónde ir: ‘Vengan a mí’, así dice Jesús. Tantas veces ante un peso de la vida o ante una situación que nos aflige, intentamos hablar con alguien que nos escuche, con un amigo, con un experto… Es un gran bien, ¡pero no olvidemos a Jesús! No nos olvidemos de abrirnos a Él y de contarle nuestra  vida, de encomendarle a las personas y las situaciones. Quizá haya ‘zonas’ de nuestra vida que nunca le abrimos a Él y que han permanecido oscuras, porque nunca han visto la luz del Señor. Cada uno de nosotros tiene su propia historia. Y si alguien tiene esta zona oscura, busquen a Jesús, vayan adonde un misionero de la misericordia, vayan a donde un sacerdote, vayan… Pero vayan a Jesús y cuéntenle eso a Jesús. Hoy, él nos dice a cada uno: ¡Ánimo, no te rindas ante los pesos de la vida, no te encierres ante los miedos y los pecados, sino ven a mí!’ Él nos espera, nos espera siempre, no para resolvernos mágicamente los problemas, sino para fortalecernos en nuestros problemas. Jesús no nos quita los pesos de la vida, sino la angustia del corazón; no nos quita la cruz, sino que la lleva con nosotros. Y, con Él, todo peso se vuelve ligero (Cfr 30), porque Él es el descanso que buscamos. Cuando en la vida entra Jesús, llega la paz, aquella que permanece aún en las pruebas, en los sufrimientos. Vayamos a Jesús, démosle nuestro tiempo, encontrémoslo cada día en la oración, en un diálogo confiado y personal; familiaricemos con su Palabra, redescubramos sin miedo su perdón, saciémonos con su Pan de vida: nos sentiremos amados y nos sentiremos consolados por Él. Es Él mismo el que nos lo pide, casi insistiendo. Lo repite nuevamente al final del Evangelio de hoy: ‘Aprendan de mí… y encontrarán descanso para vuestra vida» (29). Aprendamos a ir a Jesús y, mientras, en los meses de verano buscamos un poco de reposo de lo que fatiga el cuerpo, no olvidemos encontrar el descanso verdadero en el Señor. Que nos ayude en esto la Virgen María nuestra Madre, que siempre nos cuida cuando estamos cansados y oprimidos y nos acompaña a Jesús» (Traducción del italiano: Cecilia de Malak) Saludos del Papa al final del Ángelus Queridos hermanos y hermanas, saludo cordialmente a todos ustedes, romanos y peregrinos de Italia y de varios Países. Son muy valientes al estar aquí, en la Plaza, con este calor. ¡Valientes! Saludo de manera particular a los fieles polacos venidos en bicicleta desde Chełm, arquidiócesis de Lublin (Polonia), con un recuerdo también para la gran peregrinación que la Familia polaca de Radio María realiza hoy al Santuario de Częstochowa.  Acompañemos todos juntos esta peregrinación del pueblo polaco con un Ave María… Acojo con alegría a las Hermanas Siervas de la Beata Virgen Inmaculada y bendigo los trabajos de su Capítulo General, que empieza hoy; así como también a los sacerdotes de diversos Países participantes en el curso para formadores de seminario organizado por el Instituto Sacerdos de Roma. Un saludo especial a los chicos del Coro “Puzangalan” – que significa “esperanza” – de Taiwán. ¡Gracias por su canto! Y también al Coro Alpino de Palazzolo sull’Oglio; y a los fieles de Conversano. Deseo a todos un buen domingo y, por favor no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista! (Raúl Cabrera- Radio Vaticano)   (from Vatican Radio)...

​ Carta circular de la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos-Sobre el pan y el vino para la eucaristía-

Sáb, 08/07/2017 - 14:41
En una carta enviada por la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos se recuerda a los obispos diocesanos que a ellos, primeros dispensadores de los misterios de Dios, moderadores, promotores y custodios de la vida litúrgica en la Iglesia, corresponde vigilar la calidad del pan y del vino destinados a la Eucaristía y, por tanto, a aquellos que los preparan. Con tal fin, en el documento, firmado por el cardenal prefecto Robert Sarah y del arzobispo secretario Artur Roche, se recuerdan las disposiciones vigentes y se sugieren algunas indicaciones prácticas consideradas necesarias por las nuevas modalidades en la confección del pan y del vino para la misa que hasta ahora habían sido generalmente preparadas y distribuidas por algunas comunidades religiosas y que hoy están disponibles también en supermercados, en otras tiendas y a través de internet. Las normas sobre la materia eucarística, indicadas en el can. 924 del Catecismo de la Iglesia Católica y a los números 319-323 del Institutio generalis Missalis Romani , fueron ya explicadas en la Instrucción Redemptionis Sacramentum de esta Congregación (25 marzo 2004). En la carta se subraya, entre otras cosas, que, vista la complejidad de situaciones y circunstancias, como la disminución del respeto en el ámbito de lo sagrado, se advierte la necesidad práctica que, por encargo de la autoridad competente, haya quien garantice efectivamente la autenticidad de la materia eucarística por parte de los productores como de su conveniente distribución y venta. Se sugiere, por ejemplo, que una Conferencia episcopal puede encargar a una o más congregaciones religiosas u otro ente capacitado, cumplir las necesarias verificaciones sobre la producción, conservación y venta del pan y del vino para la eucaristía en un país dado o en otros países en los que sean exportados. Se aconseja que el pan y el vino destinados a la eucaristía tengan un tratamiento conveniente en los lugares de venta. ...

El diálogo antídoto a los extremismo violentos - Mensaje del cardenal Tauran a los obispos de África central

Sáb, 08/07/2017 - 14:39
Un aliento a «progresar en el búsqueda de un diálogo sincero y fructífero a nivel ecuménico, interreligioso e intercultural, por el bien de las poblaciones de las Iglesias» locales fue dirigido por el cardenal Jean-Louis Tauran a los participantes de la undécima asamblea plenaria de la Asociación de las Conferencias episcopales de la región de África central (Acerac), abierta el sábado 8 de julio en Yaoundé. El presidente del Pontificio consejo para el diálogo interreligioso envió un mensaje a los prelados de Chad, Camerún, República Centroafricana, Guinea Ecuatorial, Gabón y República del Congo subrayando cómo el tema del diálogo elegido por los trabajos «se tome seriamente en consideración. África, de hecho, no está exenta de problemas provocados a nivel global por el crecimiento de los extremismos violentos». Como — explica citando la realidad local — «la secta Boko Haram, que continúa cobrándose víctimas sobre todo en Chad y el Camerún septentrional, donde vive una población en su gran mayoría musulmana, pero que no está a salvo de los ataques». Además, prosigue el purpurado, «la inestabilidad política influye también a nivel económico en la vida de las comunidades. En Gabón y en la República del Congo es urgente mejorar las relaciones entre los miembros de la Iglesia católica y las otras confesiones cristianas. De la misma forma, en todos estos países es necesario un diálogo con los seguidores de la religión tradicional africana». En particular, hace notar el presidente del Pontificio consejo, «en la situación difícil y compleja» de países de África central, corresponde a los «cristianos la responsabilidad de mantener viva la esperanza de sus conciudadanos, ayudándoles en la búsqueda de razones de vida auténticas y creíbles, para poder afrontar el futuro con confianza». Además los mismos cristianos tienen el «deber de recordar los valores fundamentales unidos a la dignidad de cada persona humana y de anunciar incansablemente la voluntad de Dios, para que todos los hombres constituyan una única familia, reconociéndose unos a otros como hermanos». ...

Lombardi: Navarro-Valls, maestro de la comunicación al servicio de la Iglesia

Jue, 06/07/2017 - 17:50
Falleció este 5 de julio Joaquín Navarro-Valls , por más de 20 años portavoz del Papa Juan Pablo II y también de Benedicto XVI, en los primeros 15 meses de pontificado. Sobre la figura del histórico Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede,  fallecido a la edad de 80 años, se detiene el padre Federico Lombardi, hoy presidente de la Fundación Ratzinger-Benedicto XVI, llamado a sucederlo en el 2006 a la guía de la Oficina de Prensa vaticana: “Conocí personalmente al Dr. Navarro-Valls cuando vine a trabajar en el Vaticano como Director de Programación de Radio Vaticana al inicio de 1991. Desde entonces, comencé a seguir regularmente la actividad de la Oficina de Prensa como fuente imprescindible de información y a participar en diversos viajes de Juan Pablo II, integrándome en aquella original comunidad que es el “séquito papal”, del cual obviamente Navarro era un componente estable e importante, pero también agradable, amigable y cordial. Naturalmente ya lo conocía por fama como brillante y competente ‘portavoz’ del Papa . Aunque esta no era la dicción oficial de su trabajo – que sería más bien “Director de la Oficina de Prensa” – es necesario decir que en su caso era una denominación completamente apropiada. De hecho Navarro, como nos explicó varias veces, desde el comienzo fue muy claro con quien lo había llamado al nuevo servicio en el Vaticano, haciendo entender que retenía absolutamente necesario poder tener – y tener efectivamente – una relación directa con el Papa , para poder conocer con seguridad y claridad su pensamiento y su línea, y poderse presentar al mundo de la prensa y de la opinión pública como intérprete acreditado de tal pensamiento y no sólo por conocimiento indirecto. No cabe duda que en todo el larguísimo servicio que él desarrolló durante el pontificado de Juan Pablo II, desde 1984 hasta la muerte en el 2005, haya estado efectivamente muy cerca del Papa , tanto que fue considerado una de las figuras importantes de aquel pontificado extraordinario , no sólo por su evidente visibilidad pública, sino también por su papel de intervención y de consejo. Ciertamente Juan Pablo II tuvo gran confianza en él y consideró mucho su servicio. No por nada él fue también incluido como miembro efectivo de varias delegaciones de la Santa Sede en Conferencias mundiales de las Naciones Unidas de particular resonancia donde, gracias a su experiencia y capacidad comunicativa, desarrolló efectivamente un papel de relevancia primaria. Así, también tuvo varias veces un papel ‘diplomático’ , por ejemplo, en la preparación o en el desarrollo de viajes de importancia histórica, como aquel del card. Casaroli en Rusia en el 1988 o el de Juan Pablo II a Cuba. Su inteligencia, elegancia y capacidad de relaciones eran eminentes . A ello se agregaban un óptimo conocimiento de las lenguas y una verdadera genialidad en el presentar noticias y contenidos informativos de manera brillante, atractiva y concisa . Todas dotes que hacían de él un personaje ideal como punto de referencia vaticano para los agentes de la información internacional, pero también para las relaciones – públicas, pero no sólo – con muchas personalidades de gran relevancia e influencia en el mundo de las comunicaciones, de la política, de los negocios. La elección del Dr. Navarro como Director de la Oficina de Prensa por parte de Juan Pablo II fue indudablemente una elección muy acertada. A diferencia de sus predecesores en aquella tarea, se trataba de un laico – y ya esto era, en cierto sentido, un mensaje – y de un laico profesionalmente competente y apreciado por los colegas periodistas: ya había sido Presidente de la Asociación Prensa extranjera de Roma. Al mismo tiempo, como numerario del Opus Dei, era una persona sobre cuya dedicación y amor fiel a la Iglesia y al Papa se podía verdaderamente contar, por la disponibilidad efectiva ya sea de tiempo que de corazón . La duración excepcional del servicio del Dr. Navarro como Director de la Oficina de Prensa vaticana, su autoridad, la eficiencia y la cualidad universalmente reconocida de su trabajo, nos hacen pensar espontáneamente en su dirección como en una época que permanecerá probablemente única en la historia de la Oficina de Prensa y de las comunicaciones vaticanas. Ciertamente, la dimensión de la comunicación y de las públicas relaciones en el inmenso pontificado de Juan Pablo II no puede ser de ninguna manera comprendida prescindiendo de la obra y de la personalidad del Dr. Navarro. Ha sido un servicio a la Iglesia de un valor incalculable. Personalmente he estado siempre agradecido al Dr. Navarro por la cortesía y la atención en el curso de los quince años en los que hemos colaborado – diría siempre bien, serenamente y amigablemente – con funciones diversas en el campo de las comunicaciones vaticanas. Lo he considerado siempre un maestro en el modo de desarrollar su servicio y nunca me hubiera imaginado que habría sido llamado para sucederlo. Era evidente que, bajo muchos puntos de vista, era para mí completamente inimitable : no podía imitarlo y no debía ni siquiera probar. En el contexto de un pontificado diverso, traté entonces de interpretar y desarrollar la tarea que me asignaron como mejor sabía, pero conservando, por lo que me era posible, su valiosa herencia. Navarro permaneció siempre un amigo para mí, un ejemplo de vida espiritual discreta, verdadera y profunda, plenamente integrada con su trabajo, un modelo de dedicación al servicio del Papa y de la Iglesia, un maestro de la comunicación, aunque para mí – como ya dije, pero repito con gusto  -  inimitable”. (María Cecilia Mutual - Radio Vaticana) (from Vatican Radio)...

Telegrama de pésame del Papa por la muerte del Cardenal Meisner

Mié, 05/07/2017 - 21:12
El Papa Francisco ha expresado profunda conmoción por la inesperada e improvisa muerte del Cardenal Joachim Meisner , Arzobispo emérito de Colonia, fallecido esta mañana a la edad de 83 años. En un telegrama, el Pontífice manifiesta su “cercanía en la oración por el difunto Pastor” al Arzobispo de Colonia, el Card. Rainer Woelki y a todos los fieles de la Arquidiócesis. “Con fe profunda y amor sincero por la Iglesia, el Cardenal Meisner se dedicó al anuncio de la Buena Noticia – afirma el Santo Padre  –  con el deseo de “que el Señor Jesucristo lo recompense por su compromiso fiel e intrépido a favor del bien de los hombres del este y del oeste, y lo haga partícipe de la comunión de los Santos en el cielo”. Finalmente, Francisco imparte "de corazón la Bendición Apostólica a todos aquellos que conmemoran la memoria del difunto Pastor con oración y sacrificio.” (MCM – RV) (from Vatican Radio)...

Hacer realidad la cultura del encuentro. Videomensaje del Papa al Congreso de Scholas

Mié, 05/07/2017 - 18:31
(RV).- Del 2 al 5 de julio se llevó a cabo en la Universidad Hebrea de Jerusalén el Congreso de Scholas Occurrentes: “Entre la Universidad y la Escuela, construyendo la paz a través de la cultura del encuentro”. El Papa Francisco clausuró este evento enviando un videomensaje en el que recuerda la importancia de escuchar a los chicos generando un contexto de esperanza para que sus sueños crezcan y se compartan. “Un sueño cuando es compartido se convierte en la utopía de un pueblo, en la posibilidad de crear una nueva manera de vivir”, reflexionó el Santo Padre, puntualizando que la utopía de Scholas es crear precisamente una cultura del encuentro. “Gracias por animarse a soñar, a buscar el sentido, a crear, a agradecer, a festejar, a poner la mente, las manos y el corazón para hacer realidad la cultura del encuentro”, finalizó diciendo el Papa a los participantes. Videomensaje del Papa Francisco   En este momento jóvenes y adultos de Israel, de Palestina y de otras partes del mundo, de diferentes nacionalidades, credos y realidades, todos respiramos el mismo aire, todos pisamos la misma tierra, nuestra casa común. Las historias son muchas, cada uno tiene la suya. Hay tantas historias como personas, pero la vida es una. Por eso quiero celebrar estos días vividos allí en Jerusalén, porque ustedes mismos, desde sus diferencias, lograron unidad. No se los enseñó nadie. Lo vivieron. Ustedes se animaron a mirarse a los ojos, se animaron a desnudar la mirada y esto es imprescindible para que se produzca un encuentro. En la desnudez de la mirada no hay respuestas, hay apertura. Apertura a todo lo otro que no soy yo. En la desnudez de la mirada nos volvemos permeables a la vida. La vida no nos pasa de largo. Nos atraviesa y nos conmueve y esa es la pasión. Una vez abiertos a la vida y a los otros, al que tengo al lado, se produce el encuentro y en ese encuentro se da un sentido. Todos tenemos sentido. Todos tenemos un sentido en la vida. Ninguno de nosotros es un no. Todos somos sí, por eso cuando encontramos el sentido es como si se nos ensanchara el alma. Y necesitamos ponerle palabras a este sentido. Darle una forma que lo contenga. Expresar de algún modo eso que nos pasó. Y esa es la creación. Además, cuando nos damos cuenta que la vida tiene sentido y que ese sentido nos desborda necesitamos celebrarlo. Necesitamos la fiesta, como expresión humana de la celebración del sentido. Entonces encontramos el sentimiento más profundo que se puede tener. Un sentimiento que existe en nosotros por y a pesar de todo, por todo y a pesar de todo. Este sentimiento es la gratitud. Scholas intuye que de esto se trata educar. La educación que nos abre a lo desconocido, que nos lleva a ese lugar en el que todavía no se separaron las aguas. Libre de prejuicios. Es decir libre de juicios previos que nos bloquean, para desde allí soñar y buscar nuevos caminos. De ahí que nosotros los adultos no podemos quitarle a nuestros niños y jóvenes la capacidad de soñar, ni de jugar, que en cierta manera es un soñar despiertos. Si no dejamos que el niño juegue es porque nosotros no sabemos jugar y si nosotros no sabemos jugar no entendemos ni la gratitud, ni la gratuidad, ni la creatividad. Este encuentro nos ha enseñado que nuestra obligación es escuchar a los chicos y generar un contexto de esperanza para que esos sueños crezcan y se compartan. Un sueño cuando es compartido se convierte en la utopía de un pueblo, en la posibilidad de crear una nueva manera de vivir. Nuestra utopía, la de todos los que de algún modo formamos Scholas es crear con esta educación una cultura del encuentro. En las personas podemos unirnos valorando la diversidad de culturas para alcanzar, no la uniformidad, no, sino la armonía, y ¡cuánto necesita este mundo tan atomizado! Este mundo que le teme al diferente, que a partir de ese temor a veces construye muros que terminan haciendo realidad la peor pesadilla que es vivir como enemigos. ¡Cuánto necesita este mundo salir a encontrarse! Por eso quiero agradecerles hoy, a los adultos, a los académicos de la Universidad hebrea y de tantas universidades de todo el mundo que están allí presentes por no encerrarse y por poner sus valiosos conocimientos al servicio de la escucha. Y a los jóvenes de Israel y Palestina y a los invitados de otros países del mundo gracias por animarse a soñar, a buscar el sentido, a crear, a agradecer, a festejar, a poner la mente, las manos y el corazón para hacer realidad la cultura del encuentro. Muchas gracias. (Raúl Cabrera- Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...

Papa Francisco a la agencia de noticias ANSA: «Europa ayude a los migrantes»

Mar, 04/07/2017 - 17:45
  (RV).- «Acompaño con el afecto y aliento a todos, instituciones, asociaciones y particulares, que se abren con sabiduría al complejo fenómeno migratorio con medidas de apoyo adecuadas, dando testimonio de los valores humanos y cristianos que son la base de la civilización europea». Lo dijo el Papa Francisco en un mensaje enviado al ANSA , actualmente una de las principales agencias de prensa del mundo y la mayor de Italia; que ha lanzado Infomigrants.net , un portal de noticias sobre migrantes realizado conjuntamente con otros asociados europeos como France Media Monde y Deutsche Welle. «Deseo expresar mi sincero agradecimiento para esta importante iniciativa», continúa el Santo Padre. «Espero que por un lado, favorezca la integración de estas personas en el deber de respetar las leyes de los países de acogida; y por otro lado, suscite en la sociedad un compromiso renovado por una auténtica cultura de acogida y de solidaridad». «La presencia de tantos hermanos y hermanas que viven la tragedia de la inmigración es una oportunidad para el crecimiento humano , el encuentro y el diálogo entre las culturas, para la promoción de la paz y la hermandad entre los pueblos».  «Les aseguro mi oración, invocando la protección de Dios, Padre de todos, con el fin de que seamos compañeros de camino de cuantos se ven forzados a dejar la propia tierra a causa de los conflictos armados, ataques terroristas, el hambre, y regímenes opresivos. Que estos migrantes, concluyó el Papa, puedan encontrar hermanos y hermanas bajo cada cielo,  que compartan con ellos el pan y la esperanza en el camino común». (SL-RV) (from Vatican Radio)...

Llevar alegría y acompañar a los cristianos que se alejaron de la fe, pide el Papa

Mar, 04/07/2017 - 17:45
La Red Mundial de Oración del Papa presentó la edición de julio de El Video del Papa . En esta oportunidad, el Santo Padre llama a estar cerca de las personas que se han alejado de Cristo y subraya la importancia de la alegría para impulsar el mensaje del Evangelio. “No olvidemos nunca que nuestra alegría es Jesucristo, su amor fiel es inagotable” afirma el Papa en el video, indicando ‘la tristeza’ del cristiano como “señal evidente de que se ha alejado de Jesús”. “En esos momentos – afirma el Pontífice – no hay que dejarlos solos. Debemos ofrecerles la esperanza cristiana con la palabra, sí, pero más con nuestro testimonio, con nuestra libertad, con nuestra alegría”. “Pidamos por nuestros hermanos que se han alejado de la fe - exhorta Francisco - para que, a través de nuestra oración y testimonio evangélico, puedan redescubrir la belleza de la vida cristiana”. Escuchemos al Santo Padre en el Video: (MCM-RV)     (from Vatican Radio)...

Mensaje del Papa a la FAO: ante egoísmo e inercia, urge una cultura de la solidaridad para la real erradicación del hambre en el mundo

Lun, 03/07/2017 - 13:50
(RV).- El Papa Francisco hizo llegar un Mensaje de estímulo y apoyo a los participantes en la 40 Conferencia General de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. El mensaje pontificio fue leído por el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, que anunció que, invitado por el director general, Graziano da Silva, el Obispo de Roma visitará la sede de la FAO , el 16 de octubre , con motivo de la Jornada Mundial de la Alimentación , cuyo tema para 2017 es «Cambiar el futuro de la migración» . « La Santa Sede sigue con mucha atención la actividad internacional y quiere cooperar a orientarla para favorecer no un simple progreso u objetivos teóricos de desarrollo, sino una real erradicación del hambre y de la malnutrición», recuerda el Papa, en su mensaje, leído por el Card. Parolin, destacando la urgencia de impulsar una cultura de la solidaridad : «Cuando un País no sea capaz de ofrecer respuestas adecuadas porque no lo permita su grado de desarrollo, sus condiciones de pobreza, los cambios climáticos o las situaciones de inseguridad , es necesario que la FAO y las demás Instituciones intergubernamentales puedan tener la capacidad de intervenir específicamente para emprender una adecuada acción solidaria. A partir de la conciencia de que los bienes que nos ha entregado Dios Creador son para todos , se requiere urgentemente que la solidaridad sea el criterio inspirador de cualquier forma de cooperación en las relaciones internacionales». Con una mirada a la situación actual del mundo que «no nos ofrece imágenes consoladoras», el Papa señala que  «no podemos permanecer únicamente preocupados o acaso solo resignados». Y alentando a «tomar consciencia de que el hambre y la malnutrición no son solamente fenómenos naturales o estructurales de determinadas áreas geográficas, sino que son el resultado de una más compleja condición de subdesarrollo, causada por la inercia de muchos o por el egoísmo de unos pocos », el Obispo de Roma señala que las guerras, el terrorismo, los desplazamientos forzados de personas que cada vez más impiden o, al menos, condicionan fuertemente incluso las actividades de cooperación, no son fruto de la fatalidad, sino más bien consecuencia de decisiones concretas. Se trata de un mecanismo complejo que fustiga ante todo a las categorías más vulnerables, excluidas no solo de los procesos productivos, sino también obligadas a menudo a dejar sus tierras en busca de refugio y esperanza de vida». El Papa lamenta la disminución de «las ayudas a los Países pobres , que siguen mermando cada día, no obstante los reiterados llamamientos ante las situaciones de crisis cada vez más destructoras que se manifiestan en diferentes áreas del planeta». Y uniéndose con una «contribución simbólica al programa de la FAO para proveer de semillas a las familias rurales que viven en áreas donde se han juntado los efectos de los conflictos y de la sequía», el Sucesor de Pedro añade que « este gesto se suma al trabajo que la Iglesia viene realizando, según su vocación de estar de parte de los pobres de la tierra y acompañar el compromiso eficaz de todos en favor suyo ». El Papa renueva asimismo su apoyo y el compromiso de toda la Iglesia para el buen logro de «la Agenda para el Desarrollo 2030, cuando reitera el concepto de seguridad alimentaria como objetivo impostergable». (CdM-RV) Mensaje completo del Papa Francisco Señor Presidente: Me complace dirigirle mi deferente y cordial saludo, así como a cada uno de ustedes, Representantes de los Estados miembros de la FAO, reunidos para la cuadragésima Conferencia de la Organización. Extiendo también mi saludo al Director General de la FAO y a los Responsables de los otros Organismos internacionales presentes en esta reunión, que está llamada a dar respuestas precisas al sector agrícola y alimentario, de las que dependen las expectativas de millones de personas. 1.      No pudiendo esta vez estar con ustedes, según la consolidada tradición que se remonta al inicio de esta sede de la FAO en Roma, he pedido al Señor Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, llevar mi palabra de estímulo y apoyo, y manifestarles toda mi estima y consideración por la ardua tarea que deben realizar. La Santa Sede sigue con mucha atención la actividad internacional y quiere cooperar a orientarla para favorecer no un simple progreso u objetivos teóricos de desarrollo, sino una real erradicación del hambre y de la malnutrición. Todos somos conscientes de que no basta la intención de asegurar a todos el pan cotidiano, sino que es necesario reconocer que todos tienen derecho a él y que deben por tanto beneficiarse del mismo. Si los continuos objetivos propuestos quedan todavía lejos, depende mucho de la falta de una cultura de la solidaridad que no logra abrirse paso en medio de las actividades internacionales, que permanecen a menudo ligadas solo al pragmatismo de las estadísticas o al deseo de una eficacia carente de la idea de compartir. El compromiso de cada País por aumentar el propio nivel de nutrición, por mejorar la actividad agrícola y las condiciones de las poblaciones rurales, se concreta en el impulso del sector agrícola, en el incremento de la producción o en la promoción de una distribución efectiva de los alimentos. Pero esto no basta. En efecto, dichos objetivos lo que están pidiendo es que se considere cada día que el derecho de cada persona a ser liberada de la pobreza y del hambre depende del deber que tiene toda la familia humana de ayudar de forma concreta a los necesitados. Entonces, cuando un País no sea capaz de ofrecer respuestas adecuadas porque no lo permita su grado de desarrollo, sus condiciones de pobreza, los cambios climáticos o las situaciones de inseguridad, es necesario que la FAO y las demás Instituciones intergubernamentales puedan tener la capacidad de intervenir específicamente para emprender una adecuada acción solidaria. A partir de la conciencia de que los bienes que nos ha entregado Dios Creador son para todos, se requiere urgentemente que la solidaridad sea el criterio inspirador de cualquier forma de cooperación en las relaciones internacionales. 2.      Una mirada a la situación actual del mundo no nos ofrece imágenes consoladoras. No podemos, sin embargo, permanecer únicamente preocupados o acaso solo resignados. Este momento de evidente dificultad debe hacernos también más conscientes de que el hambre y la malnutrición no son solamente fenómenos naturales o estructurales de determinadas áreas geográficas, sino que son el resultado de una más compleja condición de subdesarrollo, causada por la inercia de muchos o por el egoísmo de unos pocos. Las guerras, el terrorismo, los desplazamientos forzados de personas que cada vez más impiden o, al menos, condicionan fuertemente incluso las actividades de cooperación, no son fruto de la fatalidad, sino más bien consecuencia de decisiones concretas. Se trata de un mecanismo complejo que fustiga ante todo a las categorías más vulnerables, excluidas no solo de los procesos productivos, sino también obligadas a menudo a dejar sus tierras en busca de refugio y esperanza de vida. Como también están determinados por decisiones tomadas en plena libertad y conciencia los datos relativos a las ayudas a los Países pobres, que siguen mermando cada día, no obstante los reiterados llamamientos ante las situaciones de crisis cada vez más destructoras que se manifiestan en diferentes áreas del planeta. Hay que ser conscientes de que en estos casos la libertad de elección de cada uno se conjuga con la solidaridad hacia todos, en relación con las necesidades, cumpliendo de buena fe los compromisos asumidos o anunciados. A este respecto, animado también por el deseo de alentar a los Gobiernos, quisiera unirme con una contribución simbólica al programa de la FAO para proveer de semillas a las familias rurales que viven en áreas donde se han juntado los efectos de los conflictos y de la sequía. Este gesto se suma al trabajo que la Iglesia viene realizando, según su vocación de estar de parte de los pobres de la tierra y acompañar el compromiso eficaz de todos en favor suyo. Este compromiso nos lo pide hoy la Agenda para el Desarrollo 2030, cuando reitera el concepto de seguridad alimentaria como objetivo impostergable. Pero solo un esfuerzo de auténtica solidaridad será capaz de eliminar el número de personas malnutridas y privadas de lo necesario para vivir. Es un desafío muy grande para la FAO y para todas las Instituciones de la Comunidad internacional. Un reto en el que también la Iglesia se siente comprometida en primera línea. Deseo, por tanto, que las sesiones de esta Conferencia puedan dar un nuevo impulso a la actividad de la Organización y ofrecer aquellos instrumentos deseados y esperados por millones de hermanos nuestros que ven en la acción de la FAO no sólo una contribución técnica para aumentar los recursos y para distribuir los frutos de la producción, sino también el signo concreto, a veces único, de una fraternidad que les permite confiar en el futuro. Que la bendición de Dios todopoderoso, rico en misericordia, descienda sobre ustedes y sus trabajos y les dé la fuerza necesaria para contribuir a un auténtico progreso de la familia humana.   Vaticano, 3 de julio de 2017 (from Vatican Radio)...

El Papa a los padres de Charlie Gard: “acompañar y cuidar a su hijo hasta el final”

Lun, 03/07/2017 - 13:39
(RV).- “Afecto y emoción”, con estos sentimientos el Papa Francisco viene siguiendo los acontecimientos del pequeño Charlie Gard, el niño de 10 meses hospitalizado en una clínica de Londres a causa de una enfermedad rara que los médicos definen como “incurable” y que en abril pasado la justicia británica decidió desconectar al bebé enfermo del sistema de soporte vital que lo mantiene vivo. En este sentido, “el Santo Padre Francisco sigue con afecto y emoción el caso del niño Charlie Gard  y expresa su cercanía a los padres”, lo comunicó el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, dando a conocer la invitación del Papa a que se respete la voluntad de los padres. Además, el vocero vaticano dijo que, el Pontífice “reza por ellos, esperando que no se desatienda su deseo de acompañar y cuidar a su hijo hasta el final”. El Papa Francisco ya se había referido a esta situación el pasado viernes a través de un tweet , donde recordaba que: “defender la vida humana, sobre todo cuando está herida por la enfermedad, es un empeño de amor que Dios confía a todo hombre”. (Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...

El Cardenal Gregorio Rosa Chávez: Las cosas imposibles se vuelven posibles cuando Dios está con nosotros

Dom, 02/07/2017 - 18:54
«Seguir a un hombre que tiene los pies ensangrentados presupone estar dispuesto a todo». (RV).- En la tarde del domingo 2 de julio, el neo cardenal Gregorio Rosa Chávez, Obispo Auxiliar de San Salvador, toma posesión del título del Santísimo Sacramento a Tor de Schiavi, tal como lo informara la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice. Mientras que durante la semana pasada, fueron diversas las celebraciones que compartió con los fieles presentes en Roma. Entre ellas se cuenta, en la mañana del viernes 30 de junio, la Santa Misa de Acción de gracias en la que celebró la Santa Eucaristía y, tras la cual dispensó saludos y se tomó fotografías con cada uno de los fieles que se acercaron para demostrarle su afecto y alegría, muchos de ellos provenientes de El Salvador, pero también de otras partes de Latinoamérica y de la comunidad salvadoreña de Roma. Tras la Santa Misa en la Iglesia del Santo Espíritu en Sassia, el purpurado concedió algunas palabras a la Radio del Papa. En primer lugar, le preguntamos sobre el  escudo cardenalicio, cómo lo decidió y qué significa: Tardé una semana en pensar el lema de mi episcopado antes de ser ordenado obispo y escogí: Cristo es nuestra paz. Cuando me dijeron que tenía que hacer el escudo, en quince minutos tenía claro lo que quería decir: la Virgen María, la palma del martirio, la opción por los pobres, y Monseñor Romero. Lo hizo el profesor Poleti, que es un experto del tema, quedó muy lindo. Es todo un programa de vida y también memoria de lo que ha sido mi experiencia en El Salvador. ¿Por qué cree que el Papa pensó en usted como cardenal, le dijo algo al respecto? Está muy claro que Romero está detrás de todo esto, y luego hay un elemento personal, tengo treinta y cinco años de ser obispo, un camino largo que el Papa conoce. Tiene que ver con eso también, lo supe en estos días en que ya pude ver las cosas de cerca. Él tiene mucha confianza y está contento de lo que ha hecho. Me dijo “ánimo y adelante”. ¿Cuáles son las prioridades en el corazón del cardenal Gregorio Rosa Chávez? Las mismas de antes sólo que con más intensidad y una perspectiva más amplia, ya que ahora tengo que ver no sólo con el país, y el Papa me lo ha insinuado de varias maneras. Ya la estoy sintiendo ,(la perspectiva,ndr.) porque me llegó una nota de Corea de un encuentro sobre las dos Coreas que están divididas, y qué puede aportar la Iglesia desde su experiencia de mediación y conflictos.  Eso es  ya una señal de lo que es tener un panorama más amplio, y aportar lo que uno ha vivido como experiencia y como reflexión, sobre esos temas capitales del mundo de hoy, que son la comunión, la solidaridad, la tolerancia, el encuentro y la paz que nace del corazón nuevo. ¿Va a continuar como presidente de Cáritas? Yo soy presidente sólo del país ahora, lo fui ocho años del continente. Sigo con Cáritas en El Salvador, sigo también como párroco y como Obispo Auxiliar. No habrá cambios en ese sentido… Hay un tema canónico complicado con lo que el Papa ha hecho, porque nunca se dio un caso como éste. Hay que ver qué dicen los canonistas. Por el momento yo vuelvo a la vida ordinaria de antes con mucha ilusión y mucho deseo de hacer las cosas como tienen que ser. ¿Puede darnos un mensaje para la audiencia? Que nunca nos cansemos de esperar, que las cosas imposibles se vuelven posibles cuando Dios está con nosotros, y si nosotros somos colaboradores de Él, con toda confianza y también con toda decisión. El Papa lo dijo en la homilía de ayer, hay que caminar, Jesús va adelante. Y seguir a un hombre que tiene los pies ensangrentados presupone estar dispuesto a todo. Eso fue lo que los mártires hicieron. ¿Cuándo podemos esperar la canonización de Mons. Romero? Eso se dará seguramente. Queremos hacer las cosas con calma, queremos que el pueblo se prepare para esta gracia. Que no sea algo que se les lleve en forma superficial sino en forma profunda. Por eso el pueblo está poniéndose en camino hacia Romero, hacia su cuna, su tumba, el lugar de su martirio, a los santos lugares. Eso es algo que estamos comenzando apenas, hay que reforzar ese esfuerzo de ser pueblo que camina, con Romero y hacia Romero, para que el mundo sea lo que Romero soñó y por lo cual él dio la vida, como lo hizo también Jesús. ¿Cómo le reza a Romero, qué le pide en este nuevo camino? Siempre que incienso su imagen, pienso en cuando platicábamos. Pienso en los momentos durísimos que vivimos juntos. En cómo él afrontó con estoicismo una persecución sistemática, incluso dentro de su propia iglesia. Y también lo pienso como alguien que confió en mí, y que en momentos difíciles me buscó a mí para que estuviera a su lado y juntos tratábamos de ver cómo se le respondía entonces a Roma respecto a los ataques que llegaban contra él; así que lo veo como un amigo, como un hermano, como un modelo y como un intercesor. La última pregunta es ¿piensa estar presente en Colombia cuando el Papa visite el País? Aun no tengo la invitación. Pero es una pregunta buena. Iré con muchísimo gusto, con o sin invitación. ********** A continuación, las voces de algunos peregrinos llegados a Roma para acompañar al neo Cardenal:  (Griselda Mutual - Radio Vaticano)   (from Vatican Radio)...

Nuevo apremiante llamamiento del Papa por la paz en Venezuela

Dom, 02/07/2017 - 14:25
(RV).- Durante el saludo de Papa Francisco después del rezo del Ángelus del primer domingo de julio a los fieles romanos y peregrinos de todo el mundo, el Santo Padre pidió, una vez más, la “paz por Venezuela”. Con ocasión de la fiesta de la Independencia que celebrará el país venezolano el próximo 5 de julio, Francisco hizo un apremiante llamamiento “para que se ponga fin a la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática a la crisis en Venezuela”. Un llamamiento que sigue la fila de las muchas ocasiones en las que el Papa ha manifestado su deseo por el fin de la perplejidad política que vive el país, así como por una salida pacífica a la actual crisis. Además, el Papa aseguró, frente a los peregrinos presentes en la plaza, su oración tal y cómo expresó “por esta querida nación”  ante la situación política que está sufriendo el pueblo venezolano y manifestó su cercanía a las familias “que han perdido a sus hijos en las manifestaciones”. (Mireia Bonilla para RV) Texto completo de las palabras de Papa Francisco: Queridos hermanos y hermanas, El 5 de julio se celebrará la fiesta de la Independencia de Venezuela. Aseguro mi oración por esta querida nación y expreso mi cercanía a las familias que han perdido a sus hijos en las manifestaciones. Hago un llamamiento para que se ponga fin a la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática a la crisis. ¡Qué Nuestra Señora de Coromoto interceda por Venezuela! Y todos nosotros rezamos a Nuestra Señora de Coromoto por Venezuela (rezo). Dirijo mi saludo a todos vosotros, ¡romanos y peregrinos! Saludo en especial a los fieles irlandeses de Belfast, y a los jóvenes de Schattdorf (Suecia) que han recibido recientemente el sacramento de la Confirmación. Saludo a varios grupos parroquiales y a las asociaciones, así como a los participantes de la moto-peregrinación en Cardito (Napoles). A todos les deseo un ben domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista! (Traducción del italiano: Mireia Bonilla) (from Vatican Radio)...

Páginas

Evangelio del día

Moisés y Aarón realizaron todos estos prodigios delante del Faraón; pero el Señor le había endurecido el corazón, y él no dejó partir de su país a los israelitas. Luego el Señor dijo a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto: «Este mes será para ustedes el mes inicial, el primero de los meses del año. Digan a toda la comunidad de Israel: "El diez de este mes, consíganse cada uno un animal del ganado menor, uno para cada familia. Si la familia es demasiado reducida para consumir un animal... Leer más...

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Lima-Limón Creativos, diseño y desarrollo Web en Málaga